Blog

22 Mar

Los eléctricos superaron la dura “prueba de invierno”

En el campo de prueba de Mobis en Suecia, a tan solo una hora de distancia del círculo ártico, Hyundai desafió a sus últimos modelos eléctricos para ver su respuesta a las temperaturas bajo cero del lugar. Las rigurosas pruebas permiten garantizar un funcionamiento “a prueba de invierno” para los vehículos eléctricos, en temperaturas de hasta -35°C.
Y ya podemos decirles que los dos vehículos eléctricos más prominentes de Hyundai, el Hyundai NEXO y el nuevo Kona Electric, superaron con creces la exigente “prueba de invierno”. Hay que tener en cuenta que el frío extremo puede afectar negativamente varias funciones de los vehículos eléctricos, como la capacidad de arranque, el control térmico de la cadena de tracción, la calefacción y la ventilación, y, principalmente, su autonomía de manejo, pero este no fue el caso.
Las generaciones anteriores del NEXO enfrentaban un desafío para arrancar a temperaturas entre -10 y -20°C. Para superarlo, los ingenieros de Hyundai diseñaron un nuevo compartimento que calienta la pila de combustible del NEXO cuando las temperaturas son bajo cero. Gracias a la estrategia de manejo térmico, el NEXO puede arrancar en temperaturas de -30°C, lo que lo pone a la par de cualquier vehículo de motores de combustión interna.
El otro desafío del NEXO era la formación de hielo dentro de su pila de combustible luego de que se apagaba, ya que el único producto residual de la generación de electricidad a través de hidrógeno es agua. Utilizando un nuevo sistema de soplador conectado a la pila de combustible, el agua se elimina antes de que se congele y se soluciona ese reto.
El objetivo primordial en la prueba de invierno para un vehículo eléctrico es lograr el uso de electricidad más eficiente para maximizar la autonomía de manejo. En esto, el Kona Electric incorpora soluciones de ingeniería que minimizan el uso eléctrico para calefacción, ventilación y aire acondicionado. Entre ellas, se destaca la nueva bomba de calor -que recicla el calor de la batería para calefacción-, el control inteligente de ingreso de aire, la ventilación individual para el conductor, y un sistema de ventilación pre-acondicionado, que se puede programar.
Cuando de autonomía se trata, NEXO está en la cúspide de la línea de vehículos ecológicos. Tiene la mejor autonomía de manejo dentro de su categoría, con aproximadamente 800 km con una sola carga. El Kona, por otro lado, tiene dos opciones de capacidad de batería: la de 64 kWh, que rinde hasta 482 km por carga, y la de 39.2 kWh, que rinde 312 km.